Tipos de Financiamiento

Tipos de Financiamiento

Como todo empresario sabe, una de las áreas más importantes para el funcionamiento de una empresa es la dedicada a la financiación de la misma. Una buena financiación asegura los recursos que la empresa necesita, y también garantiza que se asuman los costes mínimos necesarios para obtener dicha financiación.

En cambio una mala financiación puede suponer una carencia de recursos en la empresa o pagar demasiado por los mismos.

Por suerte hoy en día existen muchas formas de financiarse y las empresas cuentan con muchas alternativas para conseguir crédito. A continuación veremos algunos de los principales tipos de financiamiento usados en la práctica empresarial.

Antes de empezar una aclaración. Este artículo no se centra en clasificar las formas de financiación de acuerdo con algún criterio (por ejemplo financiación interna o externa), sino en hacer un compendio de los principales métodos usados en la práctica empresarial para financiarse.

Financiación a través de entidades de crédito

Hoy en día la financiación  a través de bancos y demás entidades de crédito sigue siendo una de las formas más comunes de financiación empresarial.

La financiación por medio de crédito bancario consiste en la prestación de dinero por parte de entidad de crédito, y la consecuente  devolución en el tiempo por parte de la parte prestataria a la prestante. A cambio la parte prestante cobra un interés por el préstamo, además, se pueden dar cobros por otros conceptos como comisiones.

Existen varias formas de financiación bancaria, veamos:

  • Créditos a largo plazo: En este caso el préstamo tiene un plazo de devolución superior al año. Por lo general son préstamos de una cuantía más elevada que los de corto plazo y con un interés menor. La devolución del préstamo se puede plantear de muchas maneras por ejemplo con un único pago final, pero lo normal es ir devolviendo a plazos.
  • Créditos a corto plazo: Es la contraparte del anterior. Préstamos con un plazo de devolución inferior al año, cuantías generalmente más pequeñas e interés más elevado.
  • Línea de crédito: Una línea de crédito es una forma de financiamiento opcional a conveniencia de la empresa. Cuando se abre una línea de crédito la empresa puede disponer de tanto crédito como necesite de la línea siempre y cuando no supere un límite. Esta forma de financiación es muy usada ya que aporta flexibilidad a la empresa. Lo normal es que la línea de crédito tenga un coste de apertura y mantenimiento, y por supuesto el dinero prestado se debe reembolsar con intereses.

Financiacion de la Empresa

Leasing

El leasing o arrendamiento con opción a compra, es una forma de financiación que consiste en la realización de un contrato de arrendamiento sobre un activo durante un tiempo determinado, al final del periodo de arrendamiento la empresa arrendataria tiene derecho si lo desea a comprar el activo abonando un precio previamente acordado.

Existen dos formas de leasing, el operativo y el financiero.

  • Leasing operativo: En este caso una empresa se encarga de arrendar los bienes a otra, esta última paga un alquiler por ello. Normalmente la empresa que arrendataria es una empres que no está expresamente dedicada a operaciones de leasing, por ejemplo es el fabricante de los bienes. La duración del contrato puede oscilar entre medio año y tres años, pero se pueden fijar fechas distintas. El arrendador se hace cargo de todos los costes derivados del riesgo financiero del bien. Y la cuota que se cobra incluye en ella todos los gastos eventuales, así como el seguro. No es necesario que exista opción a compra al finalizar el contrato.
  • Leasing financiero: En este tipo de leasing hay tres partes implicadas, una entidad financiera que compra los bienes al fabricante y actúa como arrendador, el fabricante, y el arrendatario. Este contrato de leasing no puede cesarse salvo acuerdo mutuo entre las partes. En esta modalidad de leasing es obligatorio que se incluya una opción a compra al finalizar el contrato.

Crownfounding

Esta es una nueva forma de financiación que a pesar de ya llevar varias décadas existiendo ha tenido un auge a raíz de la introducción de las nuevas TIC´s en la sociedad.

Consiste en la financiación a través de micro mecenazgo, es decir, se publica un proyecto en alguna web especializada en crownfounding, y son los particulares los que valoran la oportunidad de inversión y si deciden aportar con capital.

Normalmente las aportaciones son pequeñas y no suelen financiarse proyectos de gran envergadura con esta fuente (salvo excepciones).

Es una forma financiación perfecta como complemento a otras.

Factoring

Esta es una técnica de financiación muy utilizada en la práctica y básicamente sirve para obtener liquidez.

Una empresa cede los derechos de cobros futuros (facturas, ventas anticipadas…) a una entidad de crédito. La entidad de crédito a cambio adelanta el dinero a la empresa, evidentemente no la totalidad de la factura, se lleva un porcentaje sobre el total a cobrar fututo que se podría considerar el interés del financiamiento.

Hay dos modalidades principales de Factoring:

  • Sin recurso: la empresa de factoraje asume la totalidad del riesgo de impago sobre el derecho de cobro, a cambio se lleva el 100% de la factura, es decir, tiene un coste mayor.
  • Con recurso: a cambio de un coste menor que la anterior modalidad, la empresa de Factoring no asume el riesgo de impago, por ello también es necesaria la existencia de un aval para poder acceder al crédito.
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

×