Como crear un negocio desde cero con crowdfunding

Cómo crear un negocio desde 0 con crowdfunding

En este post, el primero de una serie que vamos a publicar, te vamos a enseñar cómo aplicar esta novedosa fórmula de financiación a tu negocio. Es importante que sepas el origen del crowdfunding, los condicionantes que deben existir para que lo consideremos, algunos de los problemas que soluciona y cuál es su presente y futuro en el mercado.

Qué es el crowdfunding

El crowdfunding es una nueva forma de financiar proyectos de negocio de emprendedores, cuando estos no disponen del dinero o ayuda económica necesaria para hacerlo. Para que se considere viable la opción del crowdfunding, deben darse estos dos condicionantes:

  • Que existan multitud de inversores, de ahí el término “crowd”.
  • Que se disponga de acceso a Internet y de la plataformas tecnológicas necesarias.

A modo de anécdota, se suele decir que Lola Flores fue quien inventó el crowdfunding en España. En un momento de su vida, pidió a los ciudadanos que le regalaran una peseta de aquella época, todo ello para poder saldar todas sus deudas con Hacienda y que a los españoles no les supusiera ningún esfuerzo. Además, instaba a que todos los inversores se reunieran en un estadio de fútbol y la artista invitase a una cerveza a los mismos .

Qué necesitas para crear una empresa con crowdfunding

Llegados a este punto, hacemos un resumen de lo que necesitamos para organizar una campaña de crowdfunding:

  • El emprendedor con una idea de negocio al que le hace falta la financiación.
  • Una idea de negocio que haya pasado el filtro del plan de viabilidad, y considere que puede llevarse a la práctica.
  • La multitud de posibles inversores que crean en esa idea o proyecto de negocio. Si no existen, hay que conseguirlos a través de una comunidad creada lo mayor y mejor segmentada posible.
  • Un producto o servicio por el que los inversores sean capaces de pagar.

Al principio, en esta fase de lanzamiento del crowdfunding, mucha gente no conocerá lo que vas a ofrecer. Por ello, hay que cuidar la imagen e informar de la propuesta a través de la plataforma, de manera que sepas transmitir la viabilidad que tiene.
Como validar una idea de negocio

Lo que tienes que tener en cuenta del crowdfunding

Todo esto es un proceso corto pero también, un proceso largo, y este tema es importante para avisarlo puesto que supone una de las principales características del crowdfunding. No debes caer en el error que en 15 o 30 días obtendrás toda la inversión. Pueden pasar 3, 4, 6 meses o incluso más tiempo, por lo que hay que lanzarlo una vez que estés seguro del proyecto y sin prisas. Si no estás dispuesto a esperar, el crowdfunding no es tu mejor opción.¡Ah! Y desconfía siempre del consultor que te diga que una campaña de crowdfunding se hace en 30 días, porque es uno de los errores más repetidos.

Otra cosa que debes que tener en cuenta es que en esta plataforma las campañas suelen ser de “todo o nada”, es decir, que si no recaudas la cantidad objetivo, se devuelve el dinero a los inversores y todo el trabajo no habrá servido para nada.

Con todo esto no quiero desanimarte, solo advertirte que el mundo del crowdfunding es una carrera de fondo, que tiene que tener cuidado, porque con trabajo, seriedad e ilusión siempre se consigue.

Cómo validar una idea de negocio

Vamos a empezar suponiendo que tenemos una idea de negocio, hemos hecho un plan de viabilidad y un plan económico-financiero, y hemos llegado a la conclusión de que es factible, con lo cual vamos a realizarla. Pero claro, lo que realmente nos falta es la parte económica.

Por ello, debemos tomarnos el crowdfunding como un sistema de validación real de nuestro proyecto. Validamos la idea, validamos los precios, validamos los costes, validamos el mercado,… lo validamos absolutamente todo.

Si te preguntas el porqué, es muy sencillo. Si no logras obtener la financiación, al fin y al cabo la obtendrás vendiendo los primeros productos o servicios del proyecto, que comienza a ser un negocio desde este momento en el que se hace una realidad. Si los compran, entonces ya no hará falta continuar con la validación, porque se habrá hecho de esta forma tan sencilla y a muy poco coste. Si no alcanzas el dinero objetivo, lo tendrás que devolver todo, y ya explicaremos lo que ocurriría en el siguiente post.

Eso sí, una idea debe quedar clara: no hay mejor forma de validar un negocio que con el crowdfunding.

Este artículo viene de la mano de Ana Sastre Soler, experta en financiación Crowd. En los próximos posts veremos realmente en qué consiste, y conocerás este mundo que hace apenas unos años era inimaginable. Si tienes cualquier duda, plantéanosla a través del 955340511 o aquí.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

×